Ciclismo en un alejado lugar del sur 4


Para nadie es sorpresa que somos testigos de una pandemia mundial que nos ha obligado a encerrarnos en nuestros hogares. Otro de los efectos que ha causado ha sido la aparición de una nueva manera de trabajo, el «home office», y para otras personas ha significado la perdida de sus trabajos.

Diversas medidas se han tomado para paliar la pandemia, entre ellas el retiro del 10% de las AFP. Fue con ese dinero que decidí comprarme una bicicleta, la cual me ha acompañado desde la casa al trabajo, sobre todo durante la temporada estival. También durante este período es que mejoré muchísimo mi estado físico al salir como mínimo tres veces a la semana en bicicleta, recorriendo alrededor de 20 kilómetros entre el sector del río Cuchildeo y el río Blanco, acá en Hornopirén.

Imaginarán lo hermoso que es poder salir a pasear en bicicleta en Hornopirén «horno de nieve» en lengua nativa. Este lugar está rodeado de montañas, con vista a los fiordos, cuenta con un parque nacional, tiene ríos y humedales con aves que llegan dependiendo de la temporada del año.

Montañas en Hornopirén

Las ventajas de hacer bicicleta en un lugar como este son impagables. De hecho, desde que hago bicicleta me he sentido mucho más feliz, mis niveles de estrés han disminuido e incluso mi autoestima se ha visto mejorada. El viento golpeándote la cara te da una sensación de libertad inconmensurable. Amo salir a andar en bicicleta. Lo amo. Creo que ha sido la mejor compra que he hecho durante los últimos años.

Sin embargo, debido al frío que se siente en este otoño, he parado de salir tan seguido como lo hacía en los meses más calurosos. Hoy salí, después de un mes sin hacerlo y apenas logré llegar a la mitad de mi recorrido normal hasta el río Blanco. Sin duda que la capacidad física se ha visto disminuida por la baja práctica del deporte. Planeo, eso sí, empezar a retomar la actividad física sobre la bici para poder sentirme libre nuevamente.

En mis últimos recorridos hacia Chaqueihua

Y bien, ¿qué es lo que más te gusta de salir a andar en bicicleta? ¿Desde hace cuando haces bici?

Bueno pues, nos leemos en otra oportunidad.


Acerca de Aníbal

Hola. Mi nombre es Aníbal. Soy traductor de profesión, estudiante de Contabilidad, ex navegante, con veta de locutor y amante de salir a hacer cleta.

Responder a Aníbal Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 ideas sobre “Ciclismo en un alejado lugar del sur

  • Cotty Figueroa

    Creo que comparto el sentimiento y puedo entender tus emociones cuando las resumes. Me pasa lo mismo, pero en Hornopiren fue diferente la primera vez, pues no conocía el camino y cuando decidí explorar llegué al Río Blanco.

    Respecto al tiempo de pedalear, tendré al menos 4 años. Disfruto pedalear sobre la montaña, más que pavimento.

    Gracias por compartir!

    • jano_admin Autor

      Gracias por comentar esta publicación.

      También me pasó en Hornopirén. Si bien conocía el camino porque había llegado hasta el Río Blanco en auto, me daba miedo salir a andar en bicicleta debido a la mayor cantidad de autos que andan acá, en comparación con la costa, que es de donde realmente provengo. Luego ya se me quitó el susto y he salido muchas veces hacia el río. Creo que es mi destino favorito.

      Contrariamente a ti, prefiero pedalear sobre el cemento. Saludos.