El método de los 6 jarrones 2


En su libro Los Secretos de la Mente Millonaria, T Harv Eker conferencista, empresario y motivador de origen canadiense, nos presenta una forma de administrar nuestro dinero bastante interesante. La llama «El Método de los 6 Jarrones».

Dado que actualmente el dinero muy pocas veces llega a nosotros de manera física, imaginaremos que esos jarrones son en realidad 6 cuentas. Ahora bien, si gustas utilizar dinero en efectivo también lo puedes hacer en seis jarrones, de esos que mamá usa para hacer mermelada o dentro de seis sobres o seis alcancías.

¿En qué consiste el método?

T Harv plantea que cada vez que ingresa dinero a nuestra cuenta, o nos pagan por algún servicio, nos llega un bono o incluso nos regalan dinero debemos dividir esa cantidad en seis cuentas según como se muestra a continuación:

Necesidades (55%): Esta cuenta está destinada, tal como señala su nombre, para pagar todos aquellos gastos que son indispensables para vivir. Entre ellos destacan la hipoteca de tu casa, los gastos de servicios básicos como agua, luz, teléfono, tu alimentación, en fin, todas aquellas cosas que son fundamentales en tu vida.

Libertad financiera (10%): El dinero de esta cuenta tiene un objetivo y sólo un objetivo: invertirlo y hacer que se multiplique. Probablemente, esto es lo más difícil de hacer pues nadie nace siendo experto en lo que a inversiones se refiere. Sin embargo, se puede empezar con algo pequeño como algún depósito a plazo. Se sugiere informarse bastante sobre las distintas opciones de inversión que tengas en el país que me estés leyendo.

Ahorro a largo plazo (10%): Tal como señala su nombre, esta cuenta es para aquellos gastos que requieren de mayor tiempo. Acá se puede ahorrar para comprar tu primero automóvil, el pie de una casa, para las vacaciones de tus sueños, el último iPhone a la venta, o también para casos de emergencia.

Educación (10%): Esta es una de las cuentas más importantes, puesto que la mejor inversión que uno puede hacer es en tu mente. El objetivo de este dinero es para comprar cursos para aprender sobre inversiones, creación de empresas, administración de dinero, participar en charlas o seminarios relacionados con este tema, comprar libros o aprender habilidades nuevas, cualquier cosa que amplie tu desarrollo personal.

Ocio (10%): La cuenta de la diversión. Esta cuenta se utiliza para darse un gustito cada mes. El dinero de esta cuenta puede utilizarse para salidas con amigos, ir al cine, comprarte algún perfume que deseas hace tiempo, ir al restaurante más caro de tu ciudad si el monto te lo permite, cualquier gusto que quieras darte en el mes. El autor recomienda gastarte todo el dinero presente en esta cuenta cada vez. De esta manera no sentirás que te estás restringiendo.

Caridad (5%): La cuenta de la solidaridad o caridad. Este dinero es para regalar, donar a alguna institución de tu gusto, regalárselo a algún amigo que esté en aprietos económicos, o comprarle algún regalo a un ser querido como tu madre. Siempre debemos estar conscientes de que lo que damos se devuelve multiplicado.

Ejemplo

Apliquemos el método a un caso real, como ejemplo. Imaginemos que Juanito cobra, a fin de mes, fuera de todos los impuestos (monto líquido), la suma de 600 mil pesos (utilizo la moneda peso chileno porque esa es la moneda de mi país, pero ustedes pueden adaptarla a cualquier otra). Una vez que dicho dinero llega a la cuenta bancaria de nuestro amigo Juan, él debería dividir su dinero de la siguiente manera:

Ingresos por trabajo$600.000
Necesidades (55%)$330.000
Libertad financiera (10%)$60.000
Ahorro a largo plazo (10%)$60.000
Educación (10%)$60.000
Ocio (10%)$60.000
Donaciones (5%)$30.000

Probablemente, en este momento estés pensando algo así como «apenas llego a fin de mes con el 100% de mi salario y sale este tal Jano y me pide que lo divida en seis cuentas». Déjame decirte, estimado lector, que nadie dijo que sería fácil; sin embargo, la excusa agrava la falta.

No te estoy diciendo que debas empezar a utilizar este método de una vez con todo tu dinero si no que puedes empezar de manera parcial. De lo que se trata es crear el hábito de administrar el dinero que llega a tus manos. Así, puedes empezar con cien mil pesos, si estás en Chile. O más bien, su equivalente en dólares: 130.

Así, puedes transferir 13 dolaritos a tu cuenta de libertad financiera, 13 dolaritos a tu cuenta de ahorro a largo plazo, 13 dolaritos a tu cuenta de educación, 13 dolaritos a tu cuenta de ocio, 6 dólares con 50 centavos a tu cuenta de donaciones y el resto para la cuenta de necesidades. Repito, lo importante es comenzar y crear el hábito.

Cuéntame en los comentarios que opinas sobre este método de administración del dinero ¿lo conocías?, ¿utilizas alguno diferente? Si tienes dudas o consultas puedes escribirlo en la zona de los comentarios. ¡Nos leemos!


Acerca de Aníbal

Hola. Mi nombre es Aníbal. Soy traductor de profesión, estudiante de Contabilidad, ex navegante, con veta de locutor y amante de salir a hacer cleta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “El método de los 6 jarrones

  • CottyFi

    Aníbal, que puedo decirte.

    Justamente hoy, durante mi tiempo libre én le trabajo, ocupé mi tiempo para poner clara mis finanzas. Tengo algunas ganas de invertir y necesito organización.
    Gracias por tu ejemplo. Seguro que pondré en práctica este método, por cierto, muy útil.

    Cariños.

    • Aníbal Autor

      Hola Cotty. Muchas gracias por haber comentado esta entrada en mi blog.
      Me parece interesante que quieras empezar a invertir. Es verdad que este método no es fácil de poner en marcha; sin embargo, hay que empezar de a poco. Partir, por ejemplo, con un porcentaje de tus ingresos y con eso hacer la división en las 6 cuentas.
      Un saludo para ti y reitero mi agradecimiento.